+

domingo, 16 de enero de 2011

Guía de ordenadores (I)

Intentaré retomar poco a poco el blog, que lo tengo demasiado dejado de lado, asi que empezaré una serie de post de cómo comprar un ordenador pieza por pieza y configurarlo de una forma sencilla. Lo más rápido y cómodo sería compar el ordenador montado de la marca N, ya que suelen venir totalmente configurados y listos para arrancar, pero hay que conformarse con lo que nos venga (algo no necesariamente malo, pero no todos queremos usar Windows). Aunque las explicaciones sean para montar un PC pieza por pieza, serán también válidas como una guía para saber lo que lleva ese ordenador montado.

Empezaremos por el hardware, un asunto que a muchos le asusta y otros que piensan que cuanto más mejor, pero no siempre necesitaremos una máquina potente. El primer tópico al que hay que enfrentarse es el de "si es mejor y más caro, tardará más en quedarse desfasado". Eso no es del todo cierto, porque la mayor parte de las veces se compran equipos que o ya estan desfasados, por muy potentes y caros que sean, o la semana siguente ya te han anunciado que van a sacar un procesador o una gráfica que deja a la tuya a la altura del betún. Lo que realmente hay que mirar es el uso que se le vaya a dar a ese ordenador, ya que no necesitaremos la última tarjeta gráfica para abrir el messenger, abrir documentos con el office, navegar por internet o ver videos, incluso para los HD con una tarjeta normalita nos sobrará, pero si vamos a jugar a los últimos juegos (¿que haces que no te compras una consola?) o nos metemos en edición de video, necesitaremos equipos más potentes. No me meteré a analizar los diferentes procesadores que hay en el mercado, ni gráficas ni otras piezas, para ello ya hay páginas por internet en las que podemos mirar cuales son mejores y peores, simplemente trataré de explicar qué tipo de piezas necesitaremos y porqué.

Lo primero, antes de lanzarnos a comprar como posesos piezas, hay que saber varias cosas para no gastarnos el dinero a lo tonto. Lo principal, como he dicho antes, es saber que uso le vamos a dar para ver si necesitamos un equipo potente o con uno normalito nos vale, porque la diferencia de precio de unos equipos a otros varía enormemente. Lo siguiente es valorar el sistema operativo que vamos a usar, porque no es lo mismo un sistema Windows que uno Linux, ni uno de 32 bits que uno de 64. Dependerá del procesador que elijamos, ya que para un procesador de 32 bits necesitaremos un sistema operativo de 32 bits (igual para 64 bits). "Pero ¿podemos meter un sistema de 32 bits usando un procesador de 64?" Sí, pero no a la inversa, no podremos meter un sistema de 64 bits en un ordenador con un procesador de 32 bits. "¿Merece la pena usar un sistema de 32 si tenemos el procesador de 64?" Si no te importa haber pagado por algo que no usas del todo, no hay problema. Ahora bien, hay que tener en cuenta un pequeño detalle: no hay casi aplicaciones de 64 bits nativas, siempre dicen que en el futuro las habrá, pero lo llevan diciendo desde que salieron. Pero eso no significa que no vayamos a poder usar el ordenador, las aplicaciones de 32 bits son generalmente compatibles y funcionan, así que de eso no hay que preocuparse, es más la sensación de saber que no se aprovecha del todo lo que hemos pagado.

Procesadores hay a montones y de todo tipo y precios, ya dependerá del uso que le demos nuestra elección. Así de forma genérica, optaremos por AMD para equipos más básicos e Intel para equipos más potentes. No nos dejemos engañar por los Megaherzios y los Gigaherzios, que un procesador sea más rápido que otro implica que sea mejor, al igual que con los núcleos. ¿Para qué necesitamos comprarnos un coche con 300CV si sólo vamos a ir a buscar pan? Si no vamos a usar el ordenador de una forma intensiva, más que para ver películas y algunas páginas web (para comprarnos las películas en DVD) nos sobrará con un procesador de un núcleo y 1ghz (Intel Atom o i3)*, pero si además de eso, vamos a usar programas exigentes, como videojuegos recientes o editores de video o música avanzados (el Windows movie maker no cuenta) necesitaremos más si no queremos que el ordenador se vuelva lento e inestable y nos de problemas (Intel i7)*. Existe también una gama media (Intel i5)* con la que no nos arriesgaremos mucho si no sabemos bien a que vamos a dedicar el ordenador.

Vamos a ponernos un poco más técnicos para entender los Herzios y los núcleos. "¿Qué son los hercios?" Hablando mal y pronto es la cantidad de operaciones que puede hacer el procesador en un segundo. "¿Y los megahercios (MHz) y gigahercios (GHz)?" Simplemente indican que son muchos más hercios (1GHz=1000MHz, 1MHz=1000KHz y 1KHz=1000Hz) "¿Hay mucha diferencia entre 2GHz y 2,4GHz?" Principalmente, el precio. A la hora de usarlo se puede notar, pero tenemos que valorar si nos compensa pagar 50€ (o la diferencia que sea) para que sea un poquito más rapido, suponiendo que el resto de características del procesador sean las mismas. "¿Y los núcleos?" Volviendo a hablar mal, son el número de procesadores que lleva el propio procesador. "Ah, entonces cuantos más mejor, ¿no?" Depende del sistema operativo que elijamos, ya que no todos usan bien los diferentes núcleos, pero eso lo dejaremos para más adelante. "Si me compro un procesador de doble núcleo a 2GHz, ¿Tendré uno de 4GHz?" No, las velocidades no se suman, lo que hacen este tipo de procesadores es repartirse el trabajo entre ellos. Volviendo al ejemplo del coche, no es lo mismo llevar 8 personas en 2 coches a 120km/h que llevar a los 8 en uno a 240 dandonos 2 viajes, vamos a tardar lo mismo, pero no le metemos la misma paliza al coche. "¿Hay que tener algo más en cuenta en los procesadores?" Un detalle más a tener en cuenta es la memoria caché, que la encontraremos como L1, L2 e incluso L3. Son unas pequeñas memorias en donde se almacenarán los datos que más repitamos o más necesitemos, parecido a la memoria RAM, pero muchísimo más rápida y más pequeña. Realmente notaremos el beneficio de estas memorias en programas que necesiten los mismos datos de forma muy rápida, como son los videojuegos o en servidores, pero apenas la notaremos al usar un procesador de textos. Aquí si se cumple lo de cuanto más mejor, pero ello supone un incremento en el precio que puede no compensarnos.

Con esta parrafada acabamos por hoy, lo siguiente será la placa base, la gráfica y la ram, que, junto con el procesador, son las partes más importantes del equipo para casa.

* Hablo de Intel porque en estos momentos son los únicos nombres que recuerdo por ser facilitos, pero existen también los AMD con nombres un poco más feos, pero que hay que tener en cuenta cuando miremos procesadores ya que los precios de éstos son más bajos que los de Intel y puede interesarnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario